OPERACIÓN BIKINI "ABDOMEN PLANO"

la Creadora de Quemando y Gozando Ingrid Macher experta en nutrición y entrenadora de celebridades nos da tips para tener un abdomen plano 



Con estos tips podrás quemar la grasa del abdomen más rápido de lo que te imaginas. Para lograr algo, tienes que saber exactamente lo que quieres alcanzar, tienes que fijar una meta alcanzable y real; así que empezaremos por cómo combatir la grasa abdominal de manera eficaz con estos sencillos pasos.

Agregar alimentos "Quema-grasas"


Fibra, proteína y grasas buenas son tus mejores armas para acabar con la grasa abdominal. Asegúrate de incluir estas poderosas supercomidas, semillas de chía, germen de trigo, linaza y semillas de cáñamo. 

Una cucharadita mezclada con agua te proporcionará los aminoácidos, ácidos grasos –como el omega 3– y la fibra que tu cuerpo necesita para procesar las grasas y darte el cuerpo de tus sueños.


 Practica ejercicios de intervalos





Los ejercicios de intervalos de alta intensidad no solo aceleran tu metabolismo, sino que trabajan todas las partes del cuerpo al mismo tiempo utilizando la grasa que se encuentra localizada en esas áreas que tanto nos molestan en este caso, el abdomen.


Las personas que incluyen este tipo de entrenamiento a su régimen de ejercicios pierden más grasa en un periodo más corto de tiempo.







Dile adiós al estrés




El estrés no solo nos desgasta mentalmente, sino que también nos dificulta la tarea de eliminar la grasa abdominal debido a la hormona del cortisol, ya que esta le envía señales a tu cerebro para que almacene la mayor cantidad de grasa posible.





Haz una merienda en la hora mágica




Hacer una merienda que contenga proteína y fibra entre las 3 p.m. y las 4 p.m. es imperativo. Comer en esta hora específica hace que aceleremos nuestro metabolismo y se regulen los niveles de azúcar en la sangre. Así es que asegúrate de tener siempre contigo una manzana verde y un puñadito de almendras sin sal.


Dormir un mínimo de siete horas diarias




Se ha demostrado que la falta de sueño lleva al aumento de peso. Nos hace resistentes a la insulina, por lo que nuestro cuerpo entre en estado de almacenamiento y disminuye la hormona de la leptina. Esta es la hormona que nos ayuda a suprimir el apetito y le dice al cerebro cuándo estamos llenos. Al no dormir lo suficiente afectamos la producción de insulina, que nos ayuda a regular el azúcar en la sangre y  el exceso de insulina en nuestro  sistema hace que nuestro cuerpo almacene los alimentos en forma de grasa. Así es que asegúrate de dormir de siete a ocho horas diarias.

Páginashttps://twitter.com/Diandrapolo

Entradas populares