ENTRA YA EN LA ZUMOTERAPIA

El principio fundamental de la zumoterapia es que toda fruta y verdura contiene sustancias bioactivas específicas, que aportan de diferentes maneras a la salud


El consumo de jugos de frutas y vegetales tiene efectos desintoxicantes, curativos y vitalizadores, que contribuyen a la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades. 
La zumoterapia será el arte de elegir que frutas y verduras necesitamos en cada caso o enfermedad. 

Lo que debes saber sobre la Zumoterapia

  • Los jugos o zumos suelen tomarse antes de las comidas, en lugar del desayuno o merienda o incluso en lugar de una comida importante.
  • Los zumos no son batidos. El jugo se hace en licuadoras que separan la pulpa de la fibra. El batido, en cambio, mezcla todo: pulpa y fibra en un mismo líquido, además de agregarle, por lo general, yogurt o leche.
  • Los zumos no engordan. Aunque depende de la mezcla de los alimentos y sus calorías, lo común es que no provoquen aumento de peso.
  •  La ingesta de zumos no tiene efectos secundarios.

Un zumo para cada caso

Celulitis: el zumo de papaya y piña tiene la particularidad de contener una enzima que ayuda a romper las cadenas de colágeno antiguo, en parte responsables de la celulitis.





Hidratación: tomar zumo es imprescindible, el agua hidrata la piel y las frutas la nutren. Además, el de zanahoria, rico en betacaroteno, puede ayudar a mejorar la pigmentación de la piel en verano.








Retención de líquidos: los zumos en sí son diuréticos debido a que son bajos en sodio y altos en potasio y agua. Una buena mezcla para disminuir la retención es combinar la piña con manzana y una ramita de menta.











Estrés: un zumo con leche, por ejemplo con plátano, leche y miel, puede inducir al sueño al final del día y ayudar a relajar.











Problemas musculares y óseos: en estos casos es muy recomendable la horchata de almendras, rica en calcio y sin colesterol, que, además, está buenísima.











Molestias del aparato digestivo: para calmar estas dolencias es bueno tomar zumo de manzana sin piel. La mejor puesta a punto para nuestro estómago.











Infecciones: Zumo de mango, el mejor amigo de nuestras defensas. Un buen mango nos aporta toda la vitamina C que necesitamos en un día. 











Cansancio: para renovar energías es muy eficaz el yogur con remolacha y miel. Un batido súper nutritivo que resucita un muerto y a uno que venga de una buena sesión de spinning.




Según el color del zumo así será sus beneficios


Una forma simple de saber qué alimento ayuda a qué, es mediante los colores:

Rojos/púrpuras como el arándano, las cerezas y las fresas, contienen antolianina, un antioxidante que protege el cerebro.


Rojos como los tomates y el pimentón, contienen licopenos que evitan el daño celular y tienen un gran poder antioxidante, por lo que ayudan a prevenir especialmente el cáncer de próstata, estómago y esófago.

 Anaranjados como las zanahorias, los mangos y los zapallos, contienen betacarotenos que ayudan en la prevención de enfermedades cardíacas.


Amarillo anaranjados como las naranjas, las papayas y las piñas, contienen beta-criptoxantina un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de cuello uterino.

 Amarillo verdosos como las espinacas, los pepinos y los porotos verdes, contienen luteína y zeaxantina que ayudan a tener una mejor visión y evitan la progresión de las cataratas.

Verdes como el brócoli, el repollo y las acelgas, contienen isocianatos que previenen el cáncer de mama.


 Blanco verdosos como el ajo, la cebolla y las alcachofas, contienen alicina y flavonoides que se caracterizan por tener propiedades anticancerígenas y cardioprotectoras.

Páginashttps://twitter.com/Diandrapolo

Entradas populares