BENEFICIOS DEL MASAJE DURANTE EL EMBARAZO

Darte un masaje durante el embarazo puede ser muy beneficioso y especialmente recomendado, ya que alivia dolores de espalda, mejora la circulación y sirve para relajarse.



Durante la gestación, el masaje ayuda a la madre a sentirse mejor, reduciendo el cansancio y el estrés, activando la circulación sanguínea y linfática y aliviando la presión de la espalda causada por los cambios que se producen durante el embarazo y, sobre todo, por el aumento de peso, los cambios hormonales y estas molestias son comunes e inherentes al proceso de embarazo y por lo tanto, provocan que la futura madre se siente incómoda, dolorida y cansada.

La nueva madre no debe de descuidar su piel, pues es ésta la que refleja como ningún otro órgano cualquier cambio: estrés, malestar, cansancio… Los cuidados de la piel han de ser generalizados, tanto en el rostro como en el cuerpo que sin duda es también uno de los mejores momentos de la vida para mimarse y dedicarse tiempo a si misma. Así que puedes disfrutar de un tratamiento facial y de un exquisito masaje facial para tener un cutis luminoso.




El masaje aporta a la madre los siguientes beneficios físicos y emocionales.

•    Ayuda a mantener la hidratación, elasticidad y flexibilidad del cuerpo. Al mantener un nivel alto de elasticidad en la piel, se disminuye el riesgo de aparición de estrías.
•    Puede ayudar a eliminar la depresión o la ansiedad que algunas veces acompaña al embarazo.
•    Ayuda a estimular el sistema ganglionar, lo que estabiliza las hormonas.
•    Una sensación de tranquilidad, relajación y bienestar.
•    Mejora la pauta del sueño.
•    Menor fatiga y gran aumento de la energía.
•    Mejora de la postura.
•    Alivio del dolor de piernas y mejora de los calambres.
•    Regulación de los movimientos intestinales.
•    Reducción del dolor de cabeza.
•    Alivio del dolor de espalda.
•    Estimulación de la circulación sanguínea y linfática.
•    Menor retención de líquidos.
•    Reducción de venas varicosas y de la formación de estrías.


El masaje ayudará a aliviar los dolores de los pies y los tobillos. Es un tratamiento ideal para pies cansados e inflamados, este masaje resulta perfecto para embarazadas ya que evitará dolores causados por el peso del bebé según avance la gestación. Produce un equilibrio de la presión arterial y se incrementa la circulación sanguínea ayudando a que el oxígeno llegue mejor a las células. Así ayudaremos también al feto.



Páginashttps://twitter.com/Diandrapolo

Entradas populares