Gimnasia Facial

Una serie de ejercicios diseñados de modo estratégico para actuar allí donde se necesita: levantar las cejas, definir los pómulos, desarrollar los labios… cada uno lo suyo, de modo individualizado.


Con la gimnasia facial podemos tonificar nuestros músculos y mantener los tejidos faciales en su sitio.

Es importante que las primeras veces que realices los ejercicios los practiques delante de un espejo para que vayas cogiendo conciencia sobre las diferentes muecas y posiciones de las diferentes partes de la cara. El mejor momento para ejercitar los músculos del rostro es antes o después del tiempo destinado al cuidado de la piel más o menos 5 minutos por la mañana y de 5 a 10 minutos por la noche es más que suficiente para conseguir resultados. Es importante repetir cada ejercicio de 10 a 20 veces.
Aquí te presentamos algunos ejercicios que te ayudarán a rejuvenecer tu rostro:

 Arrugas alrededor de los labios: Frunce los labios hacia dentro, como si quisieras mordértelos y abre y cierra la boca varias veces, abriéndola todo lo que puedas. De este modo estirarás las comisuras y prevendrás la aparición de estas molestas arruguitas.


Frunce los labios como si fueras a dar un beso y mueve los labios hacia ambos lados de la cara, como si quieras llegar a tus mejillas. También puedes hacerlo en círculos en ambos sentidos. Relaja los labios al terminar.

Arrugas alrededor de los ojos: Relaja los músculos del rostro todo lo que puedas y eleva las cejas mientras miras hacia arriba. A continuación cierra los ojos, sin apretar y cuenta hasta cinco. Repite el movimiento cuatro veces. Cuando estés haciendo la última serie, coloca los dedos índice y anular a ambos lados del os ojos, presionando levemente, mientras los abres y los cierras. Para terminar, relaja de nuevo el rostro y eleva la mirada mientras pones de nuevo los dedos a los lados de los ojos, para terminar relajando el rostro.


 Arrugas en el cuello: También nos añaden años, así que las combatiremos repitiendo entre quince y veinte veces la letra X, exagerando mientras la hacemos, sintiendo cómo se contraen los músculos al pronunciarla.




Arrugas en la frente




Ejercicios para la papada: Enrolla la toalla en un churrito y sujétala por ambos extremos debajo de la barbilla de manera que esté tensa. Levanta la mandíbula hacia arriba y deja que el rollito se deslice por debajo de la mandíbula. Mantén la tensión durante 6 segundos y luego relaja. Repite el ejercicio de 4 a 6 veces. Cuando termines desliza la toalla varias veces por la barbilla de forma suave.




Tensar y fortalecer las mejillas: Es muy sencillo, sigue estos tres pasos.

Paso 1. Hincha las mejillas con aire y golpea suavemente con las yemas de los dedos sobre ellas. Al echar todo el aire tienes que sentir un cosquilleo en las mejillas.

Paso 2. Mantén una gran tensión mientras tienes la boca llena de aire.

Paso 3. Al echar el aire por la boca hazlo de forma suave, lenta y constante.


Páginashttps://twitter.com/Diandrapolo

Entradas populares